fondo-blog

Blogs

Fundación Ana Bella y la inserción de mujeres supervivientes

Hay que ser muy fuerte para resistir un maltrato, hay que ser muy valiente para romper el silencio, pero cuando salimos de las casas de acogida la sociedad nos sigue viendo con el ojo morado, las Administraciones Públicas nos consideran víctimas y las empresas sólo nos ofrecen trabajos invisibles, sin prestigio social y de baja remuneración, por lo que las mujeres supervivientes de violencia de género seguimos en riesgo de exclusión social.

La visión de la Fundación Ana Bella es redirigir la energía social negativa desde la violencia hacia la empatía y la productividad. Las mujeres supervivientes no somos el problema, somos parte de la solución; no somos víctimas sino mujeres victoriosas capaces de cambiar el mundo, aportando valor a las empresas y a nuestras comunidades.

No hay que ser asesinada para ser una víctima. Una vida de maltrato es una vida perdida. Con nuestro Programa Amiga, gracias a la campaña DenimDay de GUESS, canalizamos la empatía, sororidad, amor y testimonios positivos de nuestra Red de Mujeres Supervivientes voluntarias, logrando anualmente que 2.000 víctimas rompan el silencio, se empoderen con un trabajo digno y comiencen una vida feliz, actuando a su vez como agentes de cambio social ayudando a otras mujeres.

 

La Escuela Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer es un proyecto de innovación social, galardonado por Ashoka en Zermatt (Suiza) en 2014 como el Mejor Proyecto de CoCreación Europeo con Impacto Social y Económico dentro de la Empresa, entre 338 proyectos de 37 países.

El objetivo de la Escuela Ana Bella es aportar soluciones sociales a necesidades de negocio a través de la cocreación, sin que suponga un coste extra para las empresas. En colaboración con Momentum Task Force, empezamos en 2011 ofreciendo nuestro servicio de Embajadoras de Marca. Las empresas necesitan promotoras motivadas para vender sus productos y las mujeres supervivientes necesitamos oportunidades laborales de cara al público, que nos empoderen liberando nuestro potencial para convertirnos en líderes de nuestro futuro.

 

En esta escuela, las mujeres supervivientes reciben coaching individual, talleres de empoderamiento, formación profesional y una oportunidad laboral trampolín como Embajadoras de Marca. Danone ha sido pionera en valorar la capacidad de trabajo de las mujeres supervivientes y los resultados de las campañas han sido excelentes: descenso de la rotación del 63% al 2,25% y descenso del absentismo de mercado del 40% al 1,66%, con un 97% de feedback positivo de la fuerza de ventas. Otras marcas como Benefit, Bonduelle, Bakery Solution, Alvalle, Amichi, Clece o Campofrío han apostado también por los servicios de la Escuela Ana Bella para promocionar sus productos. Desde sus inicios, 1.280 mujeres han forjado ya su propia historia de éxito y superación contribuyendo al desarrollo económico y social de las empresas.

Hemos iniciado un cambio de paradigma en la inserción laboral de mujeres supervivientes en España: oportunidades laborales en trabajos visibles, de cara al público y valorados socialmente como Embajadoras de Marca, en vez de trabajos ocultos y sin reconocimiento social que es el cauce de la inserción laboral en los programas públicos de ayuda. Proponemos una contratación basada en las cualidades personales como mujeres superadoras, en vez de realizar una discriminación positiva por ser víctimas.

Desde la visión y el convencimiento de que las mujeres que hemos sido capaces de superar los malos tratos no somos víctimas, somos mujeres muy fuertes,acostumbradas a trabajar bajo presión, que sabemos reinventarnos cada día para salir adelante, que nos reponemos rápidamente a la frustración, que tenemos una gran tolerancia al fracaso, que somos perseverantes y seguimos intentándolo, a pesar de las dificultades, por lo que somos mujeres de éxito. Estas cualidades, que nos hicieron resistir y superar el maltrato, si las enfocamos en el mundo laboral, hacen de nosotras trabajadoras muy eficaces y comprometidas con el desarrollo económico y social de las empresas.

Las empresas pueden actuar como agentes de cambios sociales. En la Fundación Ana Bella también nos dedicamos a formar a todos los niveles de las plantillas, para que los trabajadores sepan qué es la violencia de género, cómo reconocer las primeras señales de alarma, cómo apoyar a una víctima para que rompa su silencio, cómo educar en igualdad en sus hogares para prevenir la violencia en sus hijos y cómo iniciar y mantener relaciones sanas.

Buscamos a más empresas que aceleren el cambio hacia una sociedad en igualdad en la que todos y todas seamos felices.

Ana Bella es emprendedora social y creadora de la Fundación Ana Bella. Será una de las ponentes que intervendrá en Pamplona Innovaction Week.

 

Articulo Diario Navarra

Más entradas de blog

Premis Ones Mediterrània 23ª edición

El 2 Junio 2017 se han celebrado los Premis Ones Mediterrània en su 23ª edición con su fuerza...

Entrevista a Mercè Almendros directora general de Momentum Task Force

Momentum Task Force  es una de las 91 empresas que a día de hoy conforman la Red de...

Añadir comentarios